RUTA 40
Sugerimos comienzar el viaje desde el extremo Sur de la Patagonia en "El Calafate", aquí el viajero podrá vivir la experiencia del glaciar "Perito Moreno", no sólo desde los miradores del parque, sino que navegándolo y efectuando un minitrekking sobre el mismo, descubriendo así la magia de colores que este paraíso ofrece.   El Parque Nacional Los Glaciares, abrirá sus puertas por medio de una navegación que lo conducirá entre témpanos de hielo para apreciar al majestuoso Upsala, Onelli y Spegazzini entre otros. Este Parque fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1981 por la UNESCO.
Siguiendo camino hacia el norte un alto en el camino y un pequeño desvío permite visitar el bosque petrificado "La Leona".
Los amantes del trekking encontrarán su Meca al visitar la localidad de "El Chalten" donde se podrá contemplar la majestuosidad de esta montaña y su par chileno "Torre".
Volviendo sobre las huellas de la ruta, se encuentran las famosas pinturas rupestres del Río Pinturas (Patrimonio de la Humanidad UNESCO 1999) cuyo origen sigue siendo un misterio. La cueva posee una excepcional muestra de arte rupestre que fuera concebida entre 13.000 y 9.500 años atrás por una de las poblaciones más antiguas de Sud América.

Entrando en la Comarca Andina de la provincia del Chubut, en Esquel, se encuentra el Parque Nacional Los Alerces, famoso por contar con árboles milenarios que alcanzan los 70m de altura y 6m de diámetro. Navegaremos por su impoluto lago y efectuar un trekking por el denso bosque es una experiencia singular e inigualable. El itinerario del viaje continúa hacia el paraje de El Bolsón, culminando este trayecto en la Ciudad de San Carlos de Bariloche al pié del gigantesco lago Nahuel Huapi. Aquí nuemerosas excursiones esperan al visitante, como ser: el panorámico circuito chico, colonia Suiza, lago Mascardi y el imponente cerro Tronador para así apreciar su glaciar.
Ya en el poblado de Villa La Angostura es ideal disfrutar de una caminata en el Parque Nacional Los Arrayanes, único lugar en el mundo donde existe un bosque nativo de esta especie y que sirviera de inspiración a Walt Disney para el desarrollo de su película Bambi.

Prosiguiendo por la ruta de los siete lagos es posible admirar la belleza de parajes como Traful y Lago Escondido, finalizando la travesía en la ciudad de San Martín de Los Andes donde el Parque Nacional Lanín sorprenderá al visitante con la vista del homónimo volcán de 3.800msnm.

Al Norte de la provincia de Neuquen el viajero descubrirá Cavihaue donde tendrá la posibilidad de hacer un trekking liviano en un denso bosque de araucarias milenarias que lo transportará hacia un paisaje del período Jurásico: Nada tan merecido como un baño termal en Copahue, el único volcán activo de Argentina.

Entrando a la zona de Cuyo por la provincia de Mendoza, se atraviesa los vestigios de la más imponente erupción volcánica que irrumpió en la zona. Los amantes del turismo aventura podrán introducirse en las entrañas de la tierra visitando la "Cueva de las brujas" en un completo tour espeleológico.
En Malargüe, la denominada Capital del Turismo Aventura, se puede visitar el Valle de las Leñas, un importante centro invernal, en el camino diversas atracciones turísticas lo esperan como ser: el Pozo de las Ánimas, un dólmen que provocó un cráter a flor de suelo y la laguna de la Niña Encantada. La naturaleza lo sorprenderá con el Cañón del Río Atuel. El camino prosigue por la "Ruta del Vino Mendocino" atravesando San Rafael y la ciudad de Mendoza, lugar que recomendamos utilizar como base para visitar el "Aconcagua", la montaña más alta de América (6960msnm). Numerosas actividades lo esperan en este sitio como ser el rafting por el Río Mendoza cuyos rápidos alcanzan niveles 4/5 en función de la época.
En la provincia de San Juan se encuentra el parque Ischigualasto o Valle de la Luna, famoso por sus restos paleontológicos, y en el límite con La Rioja encontramos el Parque Nacional Talampaya donde las variadas geoformas, colores y pinturas rupestres lo sorprenderán. Estos dos parques han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
El Noroeste aregntino le dará la bienvenida al atravesar la selva por un camino de cornisa, hacia Tafí del Valle, lugar famoso por su parque de menhires con una antigüedad mayor a los 3000 años AC y cuyo origen es aún desconocido.
Dejando atrás Tafí, se parecian los restos arqueológicos de La Bolsa (3000AC), y se sigue hacia Amaicha del Valle con la imperdible visita al museo de la Pachamama (Madre Tierra). El camino lo conducirá al límite de la provincia de Salta donde se encuentran las ruinas de Quilmes, antigua civilización indígena con ascendentes incaicos (800DC). Transitando por el desierto podrá apreciar los cardones, cactus de más de 3m de altura que lo guiarán al ingreso de Cafayate en Salta, esta localidad es famosa por la producción de vinos, vale bien la pena hacer un alto en el camino para la degustación en las propias bodegas.
Camino hacia la ciudad de Salta se observan las distintas formaciones producto de la erosión como ser Los médanos, El sapo y La garganta del diablo entre otros.
El clásico city tour de Salta lo llevará a San Lorenzo una pintoresca localidad ubicada en la transición hacia la selva subtropical.
El contraste se hará evidente al atravesar la cuesta del obispo y el parque nacional Los Cardones para así visitar Cachi (3000msnm), un simpático pueblo Colonial.
La travesía lo conducirá hacia la próxima aventura, al llegar a San Antonio de Los Cobres. Los más osados podrán experimentar perder todo contacto con la civilización y atravesar una planicie desértica ubicada a unos 3500msnm, hacia las Salinas Grandes donde se podrá visitar los obrajes para la extracción de sal. Adentrados en la provincia de Jujuy y después de circular a 4800msnm, es imposible no maravillarse con el cerro de los siete colores en Purmamarca. El asombro no encontrará límites al descubrir la Quebrada de Humahuaca y sus pueblos linderos como ser Tilcara en donde se encuentra las ruinas de una fortaleza indígena denominada Pucará. Este valle ha sido usado durante más de 10.000 años como vía de comunicación tanto de bienes como ideológico entre las desarrolladas culturas de los altos Andes y los valles del altiplano. Así lo atestiguan las numerosas ruinas pre-incaicas de la zona. Este hecho combinado con la magnificencia de los paisajes ha valido el nombramiento como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1993.
Como broche del viaje se recomienda visitar Iruya, un poblado enclavado en la montaña donde el tiempo se detuvo.